A todo el mundo le gusta comprar, pero a nadie le gusta que le vendan.

A todo el mundo le gusta comprar, pero a nadie le gusta que le vendan.


Creo que para todos es familiar esa sensación de incomodidad que todos hemos experimentado al contestar el teléfono y escuchar recitar nuestro nombre completito con ese particular tonito de chico de call center que esta teniendo dificultad para pronunciar cada uno de los nombres escritos en su monitor.

Pero ¿por qué nos molesta tanto escuchar al chico con el sonsonete tratando de explicarnos los 87 beneficios de la tarjeta de crédito o plan telefónico en cuestión? Digo, hasta donde sé a la mayoría nos encanta comprar a mágicos meses sin intereses y tener redes sociales gratis entre otras monerías.

Todo se resume a lo siguiente: la disposición. De ninguna manera causa el mismo efecto que nos traten de vender algo, o nos ofrezcan ayuda para tomar una decisión de compra cuando lo necesitamos, a cuando "solo estamos viendo" o ni siquiera teníamos la más remota intención de comprar nada.

Es por eso que resulta crucial detectar el momento idóneo para tener un acercamiento con tus clientes, bien dicen que los meseros de restaurantes reconocidos, reciben entrenamiento para detectar el momento exacto para ofrecer el postre, no puede ser muy pronto como para que no les apetezca todavía, pero tampoco demasiado tarde como para que prefieran pedir la cuenta e irse.

Eso es precisamente algo indispensable que hay que hacer con cada uno de los clientes cuando entran a tu tienda. Es común que cuando el personal de servicio insistente en "ayudar" a un cliente sin que esta ayuda haya sido solicitada, este se sienta incómodo o acosado, por lo cual resulta excelente tener una estrategia de primer acercamiento que podría ser de forma virtual para que el cliente lo sienta más natural. Hostspot te ofrece un portal en el que puedes interactuar de manera virtual con tus clientes y así ofrecerles un mejor servicio.