Todos nos hemos sentado en el asiento del conductor de un auto y observado el tablero; éste nos indica el estado actual del vehículo. De la misma manera, nuestro retail debe contar con un tablero de KPIs (Key Performance Indicators) o indicadores clave de desempeño que nos permitan llegar a los resultados esperados. Mirar únicamente los resultados de ventas sin mirar cómo podemos llegar a ellos es como manejar un coche y nunca mirar el tablero. Podríamos quedarnos a mitad de camino sin gasolina o aceite y esto nos impediría...