Desastres por los aires que se pudieron haber evitado usando Wi-Fi

Desastres por los aires que se pudieron haber evitado usando Wi-Fi


Aún no se logra calmar la controversia desatada hace algunas semanas por el video que se viralizó, gracias a la grabación que subió a la red un pasajero de un vuelo de United Airlines que mostraba a personal de seguridad arrastrando -literalmente-  a un pasajero que se negaba a abandonar el avión, debido a la sobreventa de boletos. Hoy es American Airlines quien está bajo la lupa del mundo, gracias también a un video que muestra a uno de los empleados de la aerolínea manifestando conductas agresivas con los pasajeros.

Los directivos de ambas aerolíneas se disculparon públicamente por lo sucedido y aseguraron tomar cartas en el asunto para que no vuelva a presentarse una situación así. Pero ¿qué tan cierto es esto? y sobre todo ¿qué tan viable es para los directivos tener control sobre este tipo de eventos? Es claro que a los CEO de ambas compañías se enteraron de lo ocurrido una vez que el evento se había salido de control y no había mucho que hacer salvo pedir disculpas.

Basta con buscar en internet el nombre de cualquier aerolínea para encontrar una infinidad de quejas de diversos pasajeros que no tuvieron una buena experiencia. Debido a que dichas quejas que no causaron tanta conmoción, seguramente no llegaron a los altos directivos,  sin embargo, esta afectando la imagen de la marca.

Sin duda alguna hay un sinfín de incidentes que ocurren a diario tanto en aerolíneas como en cualquier otro negocio, en contadas ocasiones esta información llega a los directivos o encargados de los negocios. Por lo general cuando los clientes tienen una mala experiencia en algún negocio o establecimiento optan por compartir su malestar con amigos y familiares, publicarlo en redes sociales y finalmente por no regresar al establecimiento, dicha decisión que puede tomar el propio cliente, sus amigos o numerosas personas al rededor del mundo (como en el caso de United Airlines, factor que incluso afectó negativamente el valor de sus acciones en la bolsa)

Para evitar catástrofes por servicio al cliente como las anteriores, te recomendamos tener una comunicación constante y directa con cada uno de tus clientes y así enterarte de cualquier problema en el momento preciso y poder aplicar un protocolo de solución ¿cómo? Hostspot ofrece alternativas que te permiten preguntar a tus clientes mediante su smartphone cómo fue su experiencia durante su visita o al salir del establecimiento.