Tus KPIs como el tablero de tu auto

Tus KPIs como el tablero de tu auto


Todos nos hemos sentado en el asiento del conductor de un auto y observado el tablero; éste nos indica el estado actual del vehículo.

De la misma manera, nuestro retail debe contar con un tablero de KPIs (Key Performance Indicators) o indicadores clave de desempeño que nos permitan llegar a los resultados esperados. Mirar únicamente los resultados de ventas sin mirar cómo podemos llegar a ellos es como manejar un coche y nunca mirar el tablero. Podríamos quedarnos a mitad de camino sin gasolina o aceite y esto nos impediría continuar, lo mismo pasa con nuestro negocio.

Portales WiFi para tu tienda

Imaginen que son un conductor de la Fórmula 1. Los indicadores nos permiten tener un punto de comparación de nuestros tiempos para mejorar y brindar información importante a el equipo de diseño del auto para realizar mejoras que maximicen el performance y que nos brinden una ventaja significativa según nuestro estilo de manejo. Nosotros somos el conductor de nuestro negocio, cada retail es diferente y es manejado por personas y culturas organizacionales distintas, por lo que los KPIs tienen que adaptarse a cada negocio.

Los KPIs ayudan a nuestro equipo de trabajo a realizar los cambios y mejoras necesarias, para optimizar y mejorar los procesos de nuestro negocio para llegar a nuestros objetivos de venta.

Lo mejor que podemos hacer a la hora de seleccionar los KPIs es ser flexibles y centrarnos en lo que funciona para nuestro negocio. Es recomendable tener entre 1 y 5 KPIs que sean:  específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales, es decir, que podamos darle seguimiento a su transformación en el tiempo.

 

 

Tip 

Si ya eres usuario de Hostspot, puedes observar en el tablero de control de tu Retail una gran cantidad de KPIs que te ayudan a medir y mejorar. Durante todo el proceso de venta de tu tienda de retail puedes observar indicadores interesantes como:

  • Conversión (La capacidad de tu tienda para atraer a los clientes dentro de ella).
  • Permanencia (La capacidad de tu negocio para retener a los clientes)
  • Lealtad de tus clientes.
  • Adquisición de nuevos clientes.
  • Número de visitas.
  • Tráfico de clientes por categoría o zonas.
  • Y muchas más.