El marketing y los humanoides

El marketing y los humanoides


Sophia es el primer robot humanoide que ha recibido ciudadanía. Sophia, al igual que muchos de los sistemas que utilizamos a diario, funciona con inteligencia artificial, ella comprende y se adapta al comportamiento humano. El humanoide es capaz de gesticular y tener una conversación con soltura. Ella fue presentada en 2016, desde entonces su sistema crece y aprende.

Sophia es el inicio de la nueva humanidad, mientras miles de humanos vivirán en pobreza extrema, los robots comenzarán a formar parte también de nuestro colectivo cotidiano pero ¿cuál es el papel que jugarán en nuestra sociedad?

Veo dos escenarios claros:

Los robots con privilegios: los robots humanoides que serán, paulatinamente, libres y comenzarán a integrarse en la sociedad de manera "normal". Este grupo, al igual que Sophia, recibirá ciudadanía por parte de los países y probablemente tendrán más derechos que muchos seres humanos de carne y hueso. No podemos esperar que actúen de manera ética, pero todo dependerá de cómo evolucionen dos cosas: la inteligencia artificial como tecnología, que ya va mucho más adelante de lo que nos gusta aceptar y de la posibilidad de ésta de recrear emociones reales. Me parece que la visión apocalíptica de Elon Musk no es tan descabellada, entre más se parezcan los robots a los seres humanos, más probable es que quieran destruirnos.

Los robots esclavos: este grupo nos servirá en la vida cotidiana, ya sucede. Serán extensiones de nuestras actividades y nos servirán a nuestro antojo. Mientras los robots no tengan conciencia de sus emociones y sensaciones, me parece que estamos a salvo, pero ¿qué pasaría si estos seres fueran conscientes de su realidad y la que los rodea? Entonces estaríamos hablando de una historia de esclavitud, una era de la humanidad que nos va a dejar, de nuevo, como tiranos y opresores. Black Mirror centra muchos de sus capítulos en los humanos replicando sinapsis cerebrales para permanecer vivos después de morir físicamente y para crear seres que nos funcionen como sirvientes, en mis palabras, esclavos.

Las dos vertientes de las que hablo suenan catastróficas y terribles en su versión extrema, pero también son inciertas. Lo único que sabemos con seguridad es que va a suceder, dentro de muy poco, convivir de forma directa con humanoides será perfectamente normal, entonces ...

¿Qué debe esperar y prever el marketing?

Aquí 4 ideas en las que deberíamos pensar desde ahora:

  1. Tener un humanoide en tu negocio: Sí, un humanoide que atienda tu restaurante, tu tienda o retail podría ahorrar mucho tiempo y esfuerzo en métricas. Actualmente, incluso en los sistemas más modernos, es necesario evaluar la atención a cliente de forma aislada a tus ventas o inventario, un humanoide podría cobrar mientras atiende y contabilizar inventario mientras vende. Al final del día o incluso en tiempo real, podrías conocer cómo van tus ventas, qué y dónde se vende mejor y qué actitudes de socialización prefieren tus clientes. Esto implicaría reducción de espacios abismal, optimización de ventas y recursos y efectividad de estrategias de marketing.
  2. Clientes frecuentes: No es ningún secreto lo que la visión artificial puede hacer. La tecnología de visión es tan perfecta que ya hay herramientas que identifican tus gestos y los asocian con alguna emoción, de hecho, probablemente en este instante, alguna cámara esté evaluando tu experiencia en un sitio web a través de tu webcam. Y es probable también, que cuando vas al súper mercado haya algunas cámaras entendiendo tu experiencia en el lugar. Ahora piensa que esta inteligencia está instalada de manera perfecta en un humanoide que atiende en tu negocio, el robot será capaz de recordar miles de rostros y asociarlos con sus experiencias, gustos e inconformidades.
  3. Tus clientes robots: Con los derechos que algunos robots tendrán en el futuro, es probable que sea mucho más sencillo analizar la forma de consumo de los humanoides, más sencillo en relación a un humano como tú o yo. Habrá que pensar también en tecnología que evalúe su experiencia y sus comportamientos. que pueda, si es legal y posible, extraer sus datos y su procesamiento.
  4. Tus clientes robots no usan gadgets: Los humanoides no van a necesitar utilizar celular, tarjeta o efectivo para pagar en tu tienda. Ellos pagarán sus cuentas con sólo estar cerca de la máquina, probablemente tus clientes humanoides ni siquiera necesiten hablar.

Si piensas que estoy loca o que olvidé alguna posibilidad cercana, escríbeme: socialmedia@bienchicles.com