Semana Santa: el marketing de la Iglesia católica

Semana Santa: el marketing de la Iglesia católica


La Semana Santa es una fecha que está muy marcada en el calendario de gran parte de la población. Ya sea por la fiesta religiosa o las vacaciones.

Debido a esto, la Iglesia católica, el gran exponente de la madre de las acciones de marketing online y offline, aprovecha para llenar de acciones las ciudades y conseguir que sus fieles sean satisfechos.

 

Cuando observamos algunas de sus cuentas, nos damos cuenta de la cantidad de interacción que tiene con la gente, los seguidores, y la fidelidad que estos representan para ellos.

Quizá, para la buena suerte de la Iglesia, la interacción persona-persona se hace en la actualidad a través de varios formatos, tales como las redes sociales, páginas web, además de las acciones offline que ya se saben de principio a fin.

 

La religión es uno de los mayores productos que se consumen en la actualidad. Llámense figuras, escapularios, rosarios, libros de rezos, etc.

Para mí, quizá, quien ha logrado esa afinidad en el ramo de las empresas, ha sido Apple, quien logra que sus clientes sean fieles a cada producto que sacan, sin importar el precio o el tiempo que haya que esperar.

La estrategia ha de basarse principalmente en la creación de un único mensaje central, exponerlo de forma coherente y mantenerlo; llegando a convertirlo en toda una corriente de pensamiento. Reforzando la marca, hasta el punto de apropiarse del mensaje y propagarlo en las acciones de cada uno.

 

Tal como es el caso del Papa Francisco, quien tan sólo al aparecer en Instagram, hasta ahora ha conseguido 5.3 millones seguidores del 19 de marzo del 2016 a la fecha y en Twitter 16.3 millones. Es ahí donde nos topamos de frente al hecho de que la Iglesia y sus discursos como acciones propagandistas han logrado gran afinidad y la comunicación la han ido adaptando dependiendo el lenguaje de las nuevas generaciones, sin perder su esencia.

 

 

 

Lo que es un hecho palpable es que la Iglesia católica ha aceptado y salido beneficiada de la transformación digital, donde se les puede leer con naturalidad su mensaje cristiano, además de informar a los feligreses los actos religiosos.

 

¿Cómo lo logra?

Es sencillo: la Iglesia siempre ha apelado a la parte más manipulable del ser humano: sus emociones. Mientras la iglesia permanezca emitiendo su mensaje de paz, amor, esperanza y la “salvación para la vida eterna”, habrá éxito.

 

 

¿Pero cómo puedes aprovechar esto que atraerá a muchos creyentes a tus empresas?

Aquí te damos unos tips:

 

  1. Interactúa con el público: puedes realizar alguna dinámica online que te permita no soltar a tus clientes.
  2. Ofrece descuentos por la temporada: si lo hacen tanto online como offline, te darás cuenta que si te compran, lograrás interacciones más altas.
  3. Conquista seguidores nuevos: ya sea con sorteos o una gran expectativa sobre un producto o servicio, lograrás que las personas esperen algo con ansia.
  4. Acaba con todas las estrategias de marketing online: la gente viaja de un lado a otro, se mueve de sus ciudades y busca dónde pasar esos días. ¿Y qué es lo que utiliza más? La respuesta es: dispositivos móviles.
  5. Utiliza el email marketing: comunica a tus clientes esas promociones especiales y ofertas limitadas que tendrás muy pronto.
  6. Y, sobre todo, planifica tus contenidos y su durabilidad.